miércoles, 15 de mayo de 2013

ELEFANTE 19






Grendel

Lo respiro cada vez
más seguido.
En una esquina oscura,
en el silencio largo,
en los dolores de cabeza,
en la luz apagada,
en la luz prendida,
en las casualidades
y hasta entre mis manos.
Lo respiro cada vez
más seguido.
Ahora hasta escribir
me asusta.

Juan Revol
Apophis (Inédito)





.
Se mueve / se mueve el cardumen
cada pez en su iris / nudo
de la red invisible
que se proyecta en las miradas
la libertad perdida / echada a la suerte
del coleteo en la superficie / del minishop
todo pez de pecera / es un pescado vivo.

Diego Formía
el pez del ojo - 2010 - Cartografías Editora – Río Cuarto


www.vuelodigital.com.ar






.
Apenas el hombre ha muerto
en seguida es sepultado
y dolorosamente llorado
por alguien a quien poco le importa
pero como son sus parientes
se muestran algo afligidos.
Y muestra sufrir y dolor
el que en su corazón siente alegría
porque le quedan todos sus bienes
y los muebles y las posesiones.
Y otro parece desesperado
y no tendrá angustia alguna
y dirá en voz queda:
“¡Por Dios! Mirad si llega la cruz”
Suavemente desplaza el cadáver
y dice: “ Me parece que ya huele”
Contesta el que está a su lado
“Este no es buen lugar para estar
¡Oh Dios! ¡Cómo demoran los curas!
No les interesan nada nuestras cosas.
Sin duda hay mucha demora
y el tiempo parece que se prolonga mucho”
“¿Todavía no están hechas las velas?
En igual tiempo se hubieran hecho las telas”.


Uguccione Da Lodi (Antes 1250)





Piedras


Está cayendo, por la noche rota
a cascotazos, toda la tristeza
del mundo. Amor sin libertad que aúllas
tu no ser nada, tu maldad de amor
entro los tallos que destrozas porque
existes tanto, pobre, existes tanto.

Está cayendo piedra. Por la noche
rota, los cascotazos son revancha
de alguien. Y luego nada. Nada. Y llueve.

Raúl Gustavo Aguirre
De Palabras – 1963 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada