martes, 7 de diciembre de 2010

ELEFANTE 9




Palabras


Se aburren los minutos en esta madrugada

Y yo con ellos

Me aburre tu mirada

Ya no es la misma.

Esa noche llena de ilusiones

Toma rumbo lejos

Más lejos de lo que piensas

De donde creías estar.

Frenéticas luces me han vuelto loco

No me dejan beber

Y esta copa me llama

Nuevamente, a estar juntos.

Guillermo Sequeira



Remolinos

Un lavarropas en mi interior

revuelve mis sentimientos

los arremolina

los confunde

los enfría.

Se nublan y esclarecen.

Sin cesar

mutan,

día a día...

Hay bondad en tu aire,

secretos solo nuestros,

ácidas caricias.

En el sonido del viento nos perdemos

y quedo prisionera,

congelada,

siempre esclava...

en tu jardín.

Luciana Sala



ESCONDITE, SU REFUGIO

De punta a punta en los pies

Poco a poco en disimulo acercándose

Creyendo que nadie lo ve

Desapercibido y sólo sigue él.

Yendo a escondidas

Entra así en la noche

En la oscura sobra: su refugio

Donde tapa su vergüenza.

Donde esconde hasta su ser

Sólo Dios lo puede ver

Se regocija en medio de nubes

Que el mismo hace llover.

Su conciencia lo persigue

Y de ella quiere huir

Ocultarse en el castigo de la nada,

Taparse, camuflajearse,

En el vacío, sin palabras



Juliana Haedo







Noche Vagabunda


Una fuerza natural, energía profunda, veo desde el ventanal y mi mente se inunda

penumbras se borran, hay miradas rotundas, la noche transita y viste como dama vagabunda.

Se alumbra el decorado todo ha cambiado de estado, mis pies plasmados y descansando inspirado

alquilado este rol que me trajo de invitado, en el color dorado mientras llueve en el tejado.

Mis halagos su sonrisa, mi paciencia, su prisa, me embriagaron me extasiaron volando en la cornisa

sus arranque mi elegancia y su brillante risa, vislumbraron un sendero que caía en las cenizas.

La brisa y el frío, su instinto evasivo, la música en alto testigos correspondidos

avance progresivo, intereses compartidos, entre pasos sugestivos pegados como adhesivos.

El ruido aturdido, rostros entumecidos, labios ennegrecidos sentimientos oprimidos

el brillo y su vestido, mi anclaje inadvertido, divertido y sucesivo al son de mis cumplidos.


Federico Villafañe, El Discípulo de la Rima.

sábado, 30 de octubre de 2010

ELEFANTE 8


Scania (Li Po, remix)


La montaña Tian Men se parte en dos,

dejando libre curso al río Chu.

Sus aguas cristalinas

se precipitan hacia el Este

y luego giran hacia el Norte.

En ambas orillas;

los verdes picos gemelos

se miran cara a cara,

mientras a un costado de la ruta,

en un Scania inmenso,

duerme el Emperador del Barrio.

Fabián Casas (Horla City y otros - Edición 2010 - emecé Cruz del sur)









Prohibido escupir en el suelo



Para usted que está desesperado

que ya no puede más

y quiere sacar el alma por la boca

hay una simple ordenanza que señala:

el piso tiene que estar limpio

para caerse muerto.

Roberto J. Santoro (200 años de poesía argentina - Edición 2010 - ALFAGUARA)











El poeta como ama de casa


No se termina nunca con la poesía:

el viento trae polvo

el crecimiento produce basura

el tiempo produce belleza

constantemente.

Hay que limpiar

ordenar

y no ser nadie

Nadie

Eduardo D´Anna (OBRA SIGUIENTE - Edición 1999 - LIBROS DEL HIBISCUS)















Oesterheld / Breccia (Mort Cinder – Edición 2004 – Biblioteca Clarín de la historieta)



miércoles, 13 de octubre de 2010

ELEFANTE 7





Meditación

He visto a las nubes, correr con premura,
he visto a los pájaros, jugar con amor.
He visto a los montes, allá en la espesura,
guardar un misterio, que arrulla a los dos.

He visto que el cielo genera su manto,
he visto que el río refleja en cristal.
He visto que en torno, de tantos encantos,
no veo ni puedo la dicha alcanzar.
He visto yo a muchos que alcanzan la cima,
la tocan, la palpan…
No la saben gozar.

Sofía Romano








Quiero

Quiero...

...que me hagas dormir entre las nubes,
que dejes que las haga llover,
que me acuestes entre las flores,
para mojarme con su llanto,
y que me seques al sol,
como quieras...
...el pedido es otro...

Celeste Lúnula









El PASADO

Flagela mis sueños y castiga mis noches serenas,
como hostigando mi existencia y maltratando mi ser
pregonando tu alarde de poder.
Eres inmortal en mi

razón...más no podrás declinar mi lucha inalterable.
Ningún mortal puede eludirte si lo que traes en tu visita
rememora solo oscuridad... ¿Por qué será que pluralmente tu regalo es ese?
Más no desanimarás mis días siguientes

porque ésta, como mis otras mil batallas la enfrentaré
hasta vencerte en tu tenebrosidad, y salvaré la gloria
de aquellos días prodigiosos, llenos de luz y regocijo...y
sepultaré sin gloria y admitiré sin culpa mi crónica
velando esquivar tus citas inesperadas.

Paola Castro









ALMA

Y los muertos caminan solos,

aburridos de eternidad,

las trompetas suenan

dos veces al día.

Y se escucha viento,

solo viento,

al lado del ascensor.

Rodolfo Schmidt

ELEFANTE 6




El eterno retorno

Porque me siento devorado

Por los oscuros dientes

De las sombras.

Las heridas sobre los dedos

(Otra vez)

Sentí el orbe y a toda su inmensidad,

Sobre mis espaldas.

Nuevamente torné de los gemidos a los jadeos.

La llaga en el dedo.

(El iris se nubló)

No fui fulminado por la flecha,

No disfruté de la pequeña muerte,

Me expulsaron de mi Edén,

Parpadeé y lloré ante la nada.

Hoy el sol no dibujaba en las baldosas,

Los pájaros y la natura volaron

Fuera de la eternidad.

Te he visto y no me has mirado

(Llorando entre las delgadas líneas)

Otra vez…

El Laucha.







A veces soy

A veces soy como la pintura seca en la pared: inestable, esquizofrénico y

asfixiado por la masiva humedad de las personas.

Así resisto y resisto el transcurrir del tiempo, hasta que algo o alguien llega y me toca…

...Caigo en el silencio y en la oscuridad del frió suelo. Inevitable como los años, me desintegro ciego

y me convierto irreversiblemente en polvo: olvidado y gris, mínimo y quebrado, inerte y moribundo.

Y, así sin más, desaparezco como una mugre anti-estética que desdibuja el paisaje,

recordando con los ojos estrellados que alguna vez fui fresco y vino color que alumbraba

alguna rabiosa tempestad.

Entonces revivo sin mas...porque la muerte es mentira.

Leo Martinez









Eso siento el jueves

Y la casa, que huele a jazmín por doquier

Y mi casa siempre debe oler a jazmín por doquier.

No mido el ancho del espacio que ocupo con mi cuerpo

Y Kurt Cobain canta después de Jack White, en unos parlantes muy malos.

Y la mitad de los platos están sucios.

Y no hay palabras para decir que no se hayan dicho. La literatura en decadencia.
Y esta enorme cantidad de objetos acumulados no tiene el menor sentido, sólo se puede intentar vagamente una posible clasificación. No ahora. Ni después.

Aprovechar el tiempo es todo un arte, decidir en el momento correcto sin pensar, entrar en el molde exacto.

Es todo un arte.


Josefina Abalos







ÉL

Éramos tres los que compartíamos la habitación.
Martín, Yo y Él.

Martín era agradable, generoso. Siempre daba parte de su comida y siempre hablaba en esa habitación oscura, y con el ruido a todo el viento.

Yo, me limitaba a escuchar, escuchaba a Martín, y al viento. Agradecía, gracias, gracias, gracias eran las únicas palabras de mi lengua.

Él, Él no se movía. Él, nunca supe su nombre. Él, Él era más oscuro que la habitación. Lo único que hacía era gemir.

Mi desesperación era que muriera Martín y quedar Yo, Yo solo con Él.

Un día, ya no se escuchó más a Martín, ni compartió la comida que se arrastra. No lo escuché, y no me preocupé por Él. Sólo me limitaba a lo que había descubierto ese día. El destello de una hermosa luz en la pared.

Pero Él, pero Él se levantó para taparla.

Rodolfo Schmidt

ELEFANTE 5



A solas con todo el mundo

La carne cubre el hueso
Y dentro le ponen
Un cerebro y
A veces un alma,
Y las mujeres arrojan
Jarrones contra las paredes,
Y los hombres beben
demasiado
Y nadie encuentra al otro,
Pero siguen buscando
De cama en cama.

La carne cubre el hueso
Y la carne busca algo más que carne.
No hay ninguna posibilidad:
Estamos todos atrapados
Por un destino singular.
Nadie encuentra jamás al otro.

Los tugurios se llenan,
Los vertederos se llenan,
Los manicomios se llenan,
Los hospitales se llenan,
Las tumbas se llenan,


Nada más se llena.

Charles Bucowski














La mortaja

Esa seda que relaja
tus procederes cristianos
es obra de unos gusanos
que labraron tu mortaja,
tambien en la region baja
la tuya han de devorar
¿de que, pues, te has de jactar,
ni en que tus glorias consisten,
si unos gusanos te visten
y otros te habran de desnudar?


Almafuerte (Pedro B. Palacios)








Monja en el ómnibus

Entre hombres y paquetes, diarios envejecidos,
caras secas, sudores, mejillas con rencor,
envuelta en el silencio de su capucha pálida
la novia de dios viaja con Cristo
sobre los pechos que a nadie dieron de comer.

Juan Gelman









En un puño oscuro

sobre un desierto ardiente
así
quise vivir
hubo rosas en mi fin del mundo
y en un puño oscuro
la más bella luz
en la silla del odio me senté
en el rincón helado
con el completo corazón
quemado en sus asombros
una y otra vez
fueron a su estrella las palabras
llevaban
mi última fortuna
sin embargo
la ceniza del cielo perfumado
unía
mi corazón al fervor
como un puño que
guarda su alimento
en pobres bolsillos
en noches tormentosas
pude vivir
quise
vivir.

Alejandro Schmidt